¿Cuántos beneficiarios tienen los “programas sociales” de Ricardo Gallardo Juárez?

Por José Victoriano Martínez Guzmán

Aunque la Ley de Transparencia del estado en sus artículos 84 y 85 obliga a los ayuntamientos a difundir de oficio la relación de beneficiarios de sus programas sociales, saber cuántas personas se han visto favorecidas con las dádivas puestas en marcha por Ricardo Gallardo Juárez en la alcaldía capitalina no es posible.

En los apartados correspondientes a las fracciones XX del artículo 84 y I del artículo 85 de la Ley de Transparencia sólo aparecen una lista de alrededor de 900 personas beneficiarias, únicamente por los programas del DIF municipal.

Varios intentos de solicitantes de información se han topado con evasivas de distinta naturaleza, o con la entrega muy limitada de la información.

Por ejemplo, en el caso de la solicitud de información con el número de folio 00051518, la Unidad de Transparencia del Ayuntamiento proporcionó un archivo ZIP que contiene cuatro archivos Excel, pero dos se refieren a beneficiarios de aparatos ortopédicos, otro a entrega de despensas para discapacitados y el cuarto a entrega de pañales a personas con discapacidad, todos por parte del DIF municipal.

En otros casos se argumenta una falla en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) para adjuntar los archivos y se afirma que se envía la información al correo del solicitante. Se trata de una forma de evitar que las respuestas queden expuestas en la consulta abierta que permite la PNT de todas las respuestas que se dan por esa vía.

Tal es el caso de la petición hecha sobre “programa de tortilla subsidiada”, “programa agua purificada gratuita”, “programa pollitos a la escuela”, “consultorios médicos gratuitos”. “programa de pinta tu fachada”, y “programa alimentario (reparto de despensas)”, en esos términos.

Proyecto Tábano hizo el ejercicio de presentar la petición en los mismos términos. Si la información ya había sido respondida a un solicitante, la respuesta tendría ser muy rápida, ya que sólo era necesario que la Unidad de Transparencia reenviara el correo que remitió al primer peticionario.

Sin embargo, debieron pasar los 10 días hábiles marcados por la ley como plazo para responder las solicitudes de información, para que remitieran, vía correo electrónico, una respuesta incompleta, en la que sólo proporcionaron la relación de beneficiarios de dos de los seis programas mencionados en la solicitud de información.

“En cuanto a los programas que refiere el solicitante “Pollitos a la escuela”, “Consultorios médicos gratuitos” y “Pinta tú fachada” señalo que en esta Dirección de desarrollo social no se cuenta con programas con dicha denominación”, aclaró Benjamín Pérez Álvarez, encargado de despacho de la Dirección de Desarrollo Social mediante el oficio DDS/107/2018.

Tal negativa incumple con el principio de máxima publicidad establecido en la Ley de Transparencia porque el solicitante de información no está obligado a conocer la terminología usada por los funcionarios y las expresiones utilizadas en la petición resultan suficientes para que pudieran identificar los programas conforme a su propia terminología.

Adicionalmente, la Unidad de Transparencia incumplió con su obligación de auxiliar a los solicitantes porque, aunque la solicitud haya sido presentada por la Plataforma Nacional de Transparencia, en su tramitación debió aplicar la interpretación conforme al principio de máxima publicidad a favor de una mayor garantía del derecho de acceso a la información pública.

Lo que sí informaron

En la respuesta proporcionada a la solicitud de información 00220118, vía correo electrónico, el Ayuntamiento adjuntó cuatro anexos, además del oficio de respuesta: dos archivos PDF con la relación de beneficiarios de los programas de agua purificada gratuita y entrega de despensas, y dos imágenes con los inventarios de las tortillerías y las purificadoras.

En el caso de las tortillerías municipales, se afirmó que “no se genera como tal un padrón de beneficiarios, en virtud de que es un apoyo abierto a las personas, que no se encuentra limitado y que diariamente se proporciona a quienes acuden de forma directa a cada tortillería o expendio, por lo que no siempre se trata de las mismas personas que reciben el producto”.

El documento que contiene la lista de beneficiarios con despensas contiene 902 páginas de un largo listados, en tanto que la relación de beneficiarios con agua purificada ocupa 348 páginas.

Con relación a los activos fijos con que se cuenta en las 25 purificadoras de agua y dos tortillerías y un expendio, el Ayuntamiento proporcionó una lista que se puede consultar en la siguiente imagen.

Tras procesar la información de los archivos PDF con la relación de beneficiarios de agua y despesas, para convertirla a un archivo Excel, se contabilizaron 45 mil 7 beneficiarios con despensas, en tanto que en el caso de los garrafones de agua el recuento arrojó un total de 17 mil 383 favorecidos.

La relación de los 62 mil 390 beneficiarios de ambos programas aparece en la tabla al final de este texto, que cuenta con la opción de búsqueda para que, con escribir el nombre de una persona, se detecte si aparece en el listado o no. Habrá quienes aparezcan como beneficiarios de ambos programas y quienes sólo por uno de ellos.

Los beneficiarios de las purificadoras de agua están distribuidos en 25 puntos de la ciudad donde se encuentras ubicadas. Aunque no reportaron la dirección exacta, en el siguiente mapa es posible ubicarlas por la colonia o zona de la ciudad en la que se encuentran, tanto las purificadoras como las dos tortillerías y el expendio.

Para la administración gallardista, dar a conocer los beneficiarios de los programas no es un asunto de transparencia, sino de promoción. La poca información que se conoce al respecto aparece con cierta regularidad en comunicados oficiales del Ayuntamiento.

A principios de este año, Juan Manuel Navarro Muñiz, entonces director de Desarrollo Social, anunció la ampliación del número de personas beneficiarias del programa de adultos mayores de tres mil a seis mil, y en el caso del programa alimenticio (despensas) afirmó que se incrementaría en 10 más.

Otra modalidad de comunicados en los que suelen revelarse algunos datos, más como dato efectista que como una rendición de cuentas, son aquellos en los que se proyecta al hoy alcalde con licencia como el gran benefactor con encabezados como Beneficiarios de becas reconocen apoyo del alcalde o Beneficiarios-de-programas-municipales-agradecen-a-Ricardo-Gallardo-los-apoyos-recibidos.

Una promoción personalizada ininterrumpida, que para las autoridades electorales no constituyen actos anticipados de campaña, como si su efecto no repercutiera en la intención de voto.

 

About the Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these